domingo, 1 de mayo de 2011

Reporte de Vuelo: Bogotá - Santiago de Chile - Buenos Aires / LAN Airlines

REPORTE DE VUELO
PRIMERA PARTE / BOGOTÁ - SANTIAGO DE CHILE

Miércoles, abril 27 de 2011
Bogotá – Santiago de Chile
LAN Airlines – LA571
Hora de salida: 23:55
Hora real de salida: 00:30
Avión: Boeing 767-300 / CC-CEB 
Silla 33A
Ocupación: 70%

Boeing B767-300 asignado para este vuelo
Foto: Carlos P. Valle - JetPhotos.net

Llegó la hora de partir, me presenté en el aeropuerto El Dorado a las 21:00 hs para hacer la respectiva fila para mi vuelo a Buenos Aires con conexión en Santiago de Chile. Había realizado el web check in dos días antes por la página de Internet de LAN y esto al final sirve para ahorrarse la fila al momento del chequeo y de paso para escoger una buena ubicación en el avión.

Pantallas para nuestro vuelo a Santiago de Chile:

Aunque en las afueras del aeropuerto había congestión vehicular (como es de costumbre por toda Bogotá), el ambiente dentro del aeropuerto era distinto, poco movimiento de personas a pesar de ser la hora de salida de muchos vuelos internacionales de varias aerolíneas.


Para el vuelo de LAN a Santiago de Chile estaba asignada la puerta C8 del terminal internacional, por suerte el paso por los filtros de seguridad y del DAS fue rápido y pude llegar sin complicaciones a la sala de espera signada. En la puerta C9 se encontraba ubicado el B767-300 de matrícula C-GLCA (Foto) de Air Canada, preparándose para su vuelo directo a la ciudad de Toronto.


La entrada al avión se hizo como siempre, de las últimas filas hacia las primeras, yo había preseleccionado la silla 33A ya que soy de los que prefieren las últimas sillas del avión por que por lo general son las que van más desocupadas y en efecto, así sucedió, estaba ubicado en ventanilla y por la ocupación del vuelo de aproximadamente el 70%, no tenía acompañante en la silla de al lado.

Pantalla de bienvenida:


Por la ventanilla del avión se podía ver el B763 de Air Canada esperando ser remolcado de la puerta C9 para su salida:


Al lado derecho del avión se podía ver un B737 de Aeromexico aunque desde mi lado solo podía ver la punta de la cola.

Aviso de seguridad:


El despegue de nuestro vuelo se demoró ya que el aeropuerto El Dorado tiene restricción en una de sus pistas de aterrizaje la cual consiste en no permitir el uso de la pista 13R/31L (pista sur) después de las 23:00 horas y direccionar el tráfico aéreo de salidas y llegadas a la pista 13L/31R (pista norte), esto genera demoras considerables pues al haber una sola pista habilitada, demora las salidas.

Debido a esto, la salida de nuestro vuelo se demoró media hora más del horario por itinerario, se realizó por la pista 31R (sentido oriente-occidente) para luego hacer el giro hacia el sur como se puede observar en el siguiente video:



Después de unos minutos en el aire solo se veía oscuridad por la ventanilla, así que llegó el momento de ver todas las opciones que traía el sistema de entretenimiento de LAN, algo que siempre me había causado curiosidad.

En la pantalla tipo Touch Screen, se mostraban todas las opciones que traía el sistema, estos van desde películas, que incluye varios estrenos, series de televisión, música, juegos, servicios de LAN y el mapa que muestra el recorrido y la posición exacta real de nuestro avión. Todo esto se puede ver con detalle en el siguiente video:




En lo personal, el sistema de entretenimiento me pareció espectacular, brindando muchas opciones en varios géneros para que cada uno pueda escoger a su gusto. El sistema se puede manejar por medio de su pantalla táctil o por medio de un control remoto ubicado en el apoyabrazos izquierdo de la silla:


Después de una hora de vuelo, los auxiliares de vuelo comenzaron a pasar por cada silla ofreciendo la comida que consistía en pasta o noquis en salsa o pollo en salsa curry con puré de papas, yo escogí el segundo:

Nuestra ubicación exacta al momento de la comida:


Mientras que comenzaba a ver la película “Los pequeños fockers”


Luego de un poco más de dos horas de vuelo, sobrevolamos territorio peruano saliendo al océano pacífico por la ciudad de Lima.


A una altura de 37.000 pies:


Sobrevolando el océano pacífico:


Y viendo un capítulo de la serie “Friends”


Luego de cinco horas y un poco más de vuelo, había llegado el momento de hacer la aproximación al aeropuerto Arturo Merino Benítez de la ciudad de Santiago de Chile, mientras que esto ocurría, ya se podía ver en el horizonte una pequeña y delgada línea de los primeros rayos del sol del día:


El aterrizaje se realizó por la pista 17L del aeropuerto de Santiago de Chile, en medio de una densa neblina y en medio de la oscuridad como se puede ver en el video:



El carreteo desde la pista de aterrizaje hasta la puerta de ubicación número 13, tomó más de 20 minutos, la verdad desconozco la razón de la demora:

Terminando el vuelo:


Ya ubicados en la puerta de embarque, me dirigí a buscar la sala de espera para mi vuelo de conexión a la ciudad de Buenos Aires. Este procedimiento se hizo de manera rápida ya que este aeropuerto cuenta con toda la señalización necesaria para que los pasajeros en conexión no se pierdan en el camino. Aprovechando mi corto paso por el aeropuerto de Santiago de Chile, pude observar que es un aeropuerto moderno, amplio, con bastante señalización, aunque no pude conocer la zona de check in, si puedo decir que está muy bien organizado.

Este reporte continua en la segunda parte que pueden leer en el siguiente link:

Reporte de Vuelo: Bogotá - Santiago de Chile - Buenos Aires / LAN Airlines (Continuación)

REPORTE DE VUELO
SEGUNDA PARTE / SANTIAGO DE CHILE - BUENOS AIRES

Si aun no has leido la primera parte de este reporte de vuelo, la puedes leer en el siguiente enlace:



Miércoles, abril 27 de 2011
Santiago de Chile – Buenos Aires
LAN Airlines – LA533
Hora de salida: 8:35
Hora real de salida: 9:00
Avión: Boeing 767-300 / CC-CZT
Silla 35A
Ocupación: 70%

Boeing B767-300 asignado para este vuelo Foto: Ricardo P. Rodriguez - JetPhotos.net

Después de pasar un filtro de seguridad y de caminar un poco encontré la puerta de embarque número 14, la cual se encontraba al lado de la puerta en la cual llegó el vuelo de Bogotá pero había que pasar primero por el filtro de seguridad que quedaba alejado de esta zona. La sala de espera no se encontraba llena, distinguía a varias personas que venían en el vuelo anterior así que eso me hacía suponer que el vuelo no iba lleno.


El embarque comenzó más tarde de lo esperado, supongo que por todas las demoras generadas a lo largo del día, sobretodo por la neblina que se encontraba en ese momento en el aeropuerto de Santiago.

Ya ubicado en mi silla, la 35A, me encontré un viejo conocido, este A330 de Avianca de matrícula N968AV que se disponía a realizar su vuelo de regreso a Bogotá, por estos días, Avianca ha estado rotando estos tipos de aviones que ahora realizan vuelos relativamente cortos comparados con los que realizaba hace algunos días. La verdad da nostalgia ver algo de la tierra en lugares tan lejanos…


Luego del remolque del A330 de Avianca, se ubicó un B767 de Delta que muy seguramente había llegado de Atlanta y ya se podía divisar un poco la torre de control en medio de la neblina:


El carreteo comenzó dirigiéndonos a la pista 17L, la misma por la cual se realizó el aterrizaje del vuelo de Bogotá, en el camino me sorprendió otro representante más colombiano por tierras lejanas, una estación de servicio de Terpel, que lindo ver cosas colombianas en otras partes.


Llegando a la cabecera de la pista 17L


Listos para el despegue:


El ascenso fue rápido ya que como se puede observar en el video, muy cerca se encontraban las montañas gigantes de Los Andes, las cuales necesitábamos cruzar para entrar a territorio argentino.

Y llegamos a la que considero, fue la mejor parte de todo el recorrido desde la salida de Bogotá, el paso por la cordillera de Los Andes, es un espectáculo que no se pueden imaginar, una imagen que la naturaleza nos regala, simplemente espectacular ver todos estos picos altos, llenos de nieve, junto con las nubes y el sol…, simplemente bellísimo, dejo las imagenes que hablan por sí solas:


Y el video respectivo del cruce por Los Andes



El paso por Los Andes no dura más de quince minutos, son los primeros instantes desde que despega. Luego de esto ya se puede ver la ciudad de Mendoza en Argentina y el valle de La Pampa

El sistema de entretenimiento de este vuelo era igual que en el vuelo que salió desde Bogotá, así que no le dediqué mucho a esta parte ya que le había sacado provecho en el vuelo anterior, jugué un poco con los juegos que ofrece este sistema:

Por ser un vuelo corto, ofrecieron algo parecido a un desayuno que consistía en un croissant (media luna) de jamón y queso, un mini alfajor y jugo de naranja como acompañamiento


Vuelo tranquilo y relajado, sobrevolando la pampa argentina:
Alguna población
Luego de hora y media de vuelo, comenzamos el descenso al aeropuerto internacional de Ezeiza de la ciudad de Buenos Aires

El aterrizaje se realizó por la pista 11 de este aeropuerto internacional de manera tranquila y sin sobresaltos como se puede ver en el video



Ya en tierra, mientras nos dirigíamos a la puerta 7 del terminal internacional de Ezeiza, se podía observar algunos visitantes que se encontraban en ese momento en esta terminal.


Finalmente, después de casi 8 horas de vuelo, pasando por una ciudad y un país y sumando dos horas al huso horario colombiano, estaba en mi destino gracias a LAN.

Como conclusión puedo decir que el servicio de LAN es excelente, aunque los dos vuelos salieron atrasados por cuestiones ajenas a la aerolínea, por lo demás presta un excelente servicio, tanto sus auxiliares de vuelo como su tripulación de pilotos siempre estuvieron atentos, por lo menos, en estos dos vuelos. Sin duda volvería a volar en cualquiera de las aerolíneas del grupo LAN

Fotos y videos propiedad del autor de este blog, prohibida su reproducción o distribución sin autorización.