lunes, 27 de octubre de 2008

Comunicaciones Aéreas

Una parte de la aviación en general son las comunicaciones aéreas que se llevan a cabo entre las aeronaves y los controladores aéreos en todo el mundo. Es un trabajo de mucha responsabilidad por que de ellos depende que un vuelo determinado pueda llegar a su destino con seguridad, son los ojos adicionales de los pilotos en el aire, los que mantienen a una aeronave a cierta distancia con otra y a que nivel de vuelo permanecer.

Pero como todo ser humano en un trabajo, comente errores, se irrita y hasta a veces tiene malos días como a cualquiera nos puede pasar, me puse en la tarea de buscar algunos videos de comunicaciones entre los controladores aéreos y las aeronaves que pueden considerarse curiosas o al mismo tiempo, pan de cada día.

La primera comunicación es una que ocurrió recientemente entre un controlador aéreo del aeropuerto Juan Santamaría de la ciudad de San José de Costa Rica con los pilotos de un A340 de la compañía española Iberia, después de unas solicitudes por parte del controlador para desviarse antes del aterrizaje, el comandante se irrita y lo reprende de una manera curiosa...



Otros videos de comunicaciones aéreas:
PRIMER VIDEO.
SEGUNDO VIDEO.
TERCER VIDEO

Son videos recomendables para las personas que los quieran ver y escuchar, algunos de ellos con un audio trágico. Admiro a los controladores aéreos, por la capacidad de tener en sus manos tantas vidas y llevarlas a su destino de una manera segura.

viernes, 24 de octubre de 2008

Reporte de vuelo: Bogotá - Ibagué (Doble vuelo)

Este reporte de vuelo es de un viaje que realicé en Febrero de este año a la ciudad colombiana de Ibagué por medio de Avianca. Es un vuelo de no más de 25 minutos y sí, es más económico hacerlo por medio terrestre, pero por razones personales lo realicé en avión y se podría decir que tuve el mismo vuelo dos días distintos.

Febrero 14 de 2008
AV 9281 – BOG-IBE
Fokker 50 – HK-4501
Ocupación: 100%
Hora por Itinerario: 5:50 a.m.
Hora real de despegue: 6:00 a.m.
Puntualidad: 90%


Este viaje lo pude realizar porque los pasajes los adquirí por medio de las millas de AviancaPlus, que había acumulado en algunos vuelos realizados por Avianca anteriormente, para el día 14 de Febrero. Ese jueves me presenté a las 4:30 a.m. para hacer el check-in, pues el vuelo estaba programado para las 5:50 de la mañana, y había mucha gente porque a esa hora de la mañana salen muchos vuelos desde el Puente Aéreo de Bogotá a las distintas ciudades colombianas. Advierto que son bastantes fotos para un vuelo tan corto pues junté dos de mis pasiones, la aviación con la fotografía aérea (aunque no son muy profesionales) y la pasión por la aviación.

Comenzamos con estas fotos tomadas con mi celular, pues en el Puente Aéreo los policías molestan mucho por eso de tomar fotos. Haciendo la fila para hacer el check-in:

Las pantallas para el auto check-in, algo muy útil:
Avianca Store, a esa hora cerrado:
Y unos curiosos productos que venden con la marca de Avianca: Unas pantuflas con forma de avión:
Y un peluche con forma de avión:
Nos asignaron la sala de espera número 1, donde se sentía muchísimo frío. Deberían poner algo de calefacción en las salas de espera, sobretodo en las madrugadas. Acá sentados en dicha puerta:
Hasta ese momento todo iba bien, en horario. Llegó el bus que nos iba a llevar hasta el Fokker 50 que estaba en su posición remota y lejana... estaba asignado el HK-4501.

Acá, haciendo el ingreso (perdonen la calidad de la foto):
Despegamos a tiempo por la pista 13R y, luego, con el habitual giro a la derecha para tomar al sur. Video del despegue:


Después de 15 minutos de vuelo, el capitán nos avisó que el aeropuerto de Ibagué estaba cerrado por malas condiciones climáticas y que íbamos a tener que esperar dando giros hasta nuevo aviso. Mientras tanto nos pasaban un sándwich con café o jugo:
Y también tomaba esta foto:
Después de 20 minutos de giros y turbulencia, el comandante nos avisó que debíamos regresar a Bogotá ya que el aeropuerto de Ibagué iba a estar cerrado casi toda la mañana. La molestia de los demás pasajeros era evidente.

Video del aterrizaje en Bogotá después de estar dando giros sobre Ibagué por 20 minutos:


De vuelta en Bogotá, nos estaba esperando el mismo bús que nos llevaría a la terminal, ahí aproveché para tomar unas fotos:

Otro Fokker 50 estacionado al lado del nuestro:
El MD “Juan Valdez” haciendo el recorrido para su despegue:
Las posiciones en donde se estacionan los Fokker 50 de Avianca en el Puente Aéreo: quedan justo al frente de la terminal de carga nacional. Acá, una foto de un B727 de Aerosucre en esta terminal:
El área de mantenimiento de Avianca con un B767 en primer plano:
Un retoque de pintura para este MD:
Colas de los Fokker 100 estacionados en el Puente Aéreo:
Un B757 estacionado en una de las puertas del Puente Aéreo, seguramente para Medellín:
Y este MD alistándose para su vuelo a Cali:
Estuvimos esperando en la sala por más o menos unas dos horas. El personal de Avianca nos mantenía informados, pero siempre nos decían que el aeropuerto de Ibagué seguía cerrado. Mientras tanto algunos de los pasajeros se conectaban a sus PC`s portátiles:
Después de mucho tiempo de espera, nos avisaron que el vuelo había sido cancelado y que debíamos buscar reserva para el vuelo de la tarde o cambiarlo para otro día, así que lo cambiamos para una semana después.

Febrero 23 de 2008
AV 9281 – BOG-IBE
Fokker 50 – HK-4497
Ocupación: 40%
Hora por Itinerario: 5:50 a.m.
Hora real de despegue: 8:45 a.m.
Puntualidad: 50% por motivos ajenos a AV.

El sábado 23 de Febrero, regresé de nuevo al Puente Aéreo a las 4:30 de la mañana. El check-in se hizo rápido y nos asignaron la sala de espera 2.

Como se puede ver, a esa hora no habían muchos pasajeros:
Algunas colas de MD`s en formación:
Una vez más, se nos informa que el aeropuerto de la ciudad de Ibagué se encuentra cerrado por condiciones climáticas… Pero, a diferencia del viaje anterior, en esta oportunidad en vez de subirnos al avión y dar vueltas en el aire nos dejaron esperando en la sala por otras dos horas y media, mientras que en el aeropuerto de destino mejoraban las condiciones climáticas, así que seguí sacando más fotos:

Un B757 llegando, no estoy seguro si llega de Medellín o no:
Dos B757 y un MD estacionados en el Puente Aéreo:
Después de dos horas y media de espera, nos informaron que el aeropuerto Perales de Ibagué estaba operando. Ya dentro del colectivo que nos llevaría a la posición remota donde se encontraba el Fokker 50, tomé estas fotos:

Este MD, más conocido como “Triple Charlie”, en la puerta 1:
El N802PG siendo remolcado, supongo que para el terminal internacional. Atrás el Fokker que nos llevaría a Ibagué, el HK-4497:
Acá, haciendo el ingreso al avión. Foto tomada desde el bús:
Ya dentro del avión, nos tocó esperar 20 minutos más debido a que el avión llegaba de otro vuelo y la computadora tenía que actualizar el nuevo plan de vuelo a Ibagué (según nos comentó el capitán). Y aquí es donde le doy 10 puntos al servicio de Avianca: por la espera de más de dos horas nos adelantaron el servicio, aún estando en tierra.

Una torta con un jugo:
Mientras seguíamos esperando, un acercamiento al tren de aterrizaje de este Fokker 50:
Después de esperar y comer dentro del avión, empezamos el carreteo hacia la pista 13R para hacer el mismo despegue y luego el giro a la derecha. Cuando pasamos por el terminal nacional de El Dorado, se me hizo raro ver un B757 de AV estacionado en este Terminal. Al lado derecho un E-190 de AeroRepública:
El despegue no se hizo por la cabecera de la pista sino por una de las salidas, me imagino que para ahorrar tiempo.


Y algo curioso fue que unos minutos en el aire, y todavía sobrevolando el sur de Bogotá, una de las TCP nos avisó que ya habíamos comenzado nuestro descenso a Ibagué: es ahí cuando uno se pone a pensar que es mejor comprar el pasaje por colectivo…

Mientras descendíamos, una foto con algunas nubes:
Nuevamente, las TCP de Avianca pasaron con el servicio, y nos ofrecieron otra bebida. Esta vez yo pedí un buen café colombiano:
El vuelo trascurrió normal, nada de turbulencia, que es algo común para estos Fokker 50. Aterrizamos en Ibagué casi tres horas después del horario por itinerario:


Ya en Ibagué, mientras carreteábamos, estaba este DASH-8 de Aires en la plataforma:
Muy amablemente, los pilotos me dejaron tomar esta foto de la cabina, que se me hizo bastante pequeña al ir tres pilotos dentro, un poco apretujados:
Acá, el Fokker 50, en el que viajamos, esperando a los pasajeros para su corto viaje de regreso a Bogotá:
Otra más de la competencia en la plataforma del aeropuerto Perales:
Y para terminar, algunas fotos del aeropuerto de Ibagué:

La puerta de acceso a la plataforma:
El mostrador de Avianca y el de EasyFly detrás de estas rejas antiestéticas:
Y algunas de la fachada:
En conclusión, a pesar de las demoras y las cancelaciones ajenas a Avianca, tuvimos la oportunidad de viajar dos veces con un sólo pasaje. El servicio de AV fue muy bueno, como siempre, y los aviones están todos en buen estado. Si la situación económica me lo permitiera, no dudaría en viajar nuevamente con ellos.

Saludos.