jueves, 25 de diciembre de 2008

Reporte de vuelo: Bogotá - Buenos Aires (Vía Lima)

Aerolíneas Argentinas
AR1369
BOG - LIM - EZE
Dic 17 / 08

Boeing 737-500
LV-BNM

Esta es la primera parte de mi viaje a Buenos Aires desde la ciudad de Bogotá con Aerolíneas Argentinas. Todo empezo hace unos meses cuando buscando en las páginas de distintas aerolíneas que hacen estas rutas (incluyendo las que hacen escalas) y comparando precios, encontré una tarifa en aerolíneas Argentinas demasiado barata comparando con Avianca, LAN y Taca: tan solo US$417 ida y vuelta, así que pensé que por ese precio me aguanto todas las cancelaciones, reprogramaciones y retrasos que puedan ocurrir con Aerolíneas Argentinas.

En un principio el vuelo era operado en Airbus A310, directo y sin escalas, pero debido a los problemas económicos que tiene AR, el vuelo fue cambiado de itinerario y de equipo en el que operaba esta ruta. Si no fuera por los foros en los que participo, no me había enterado de este cambio pues nadie de la empresa me llamó a confirmar ni a avisarme nada, ese fue un punto en contra. Finalmente el vuelo pasó a ser operado en Boeing 737-500 haciendo una escala técnica en la ciudad de Lima, así que no tuve problema con eso ya que soy amante de los aviones y de los aeropuertos y esta era una buena oportunidad para sacarle provecho a esta pasión.

Después de varios meses de espera, el día había llegado:

Diciembre – 17 – 2008
AR1369 – BOG – LIM – EZE
Boeing 737-500 LV-BNM
Hora de salida: 20:50 (Hora Local)
Hora de salida real: 20:55
Silla 16A

Ese día me presenté en el aeropuerto El Dorado de Bogotá bastante temprano para evitar cualquier fila larga o molestía que se pueda presentar. Una ventaja que tíene Aerolíneas Argentinas es que se puede hacer el check-in por su página de Internet, la desventaja es que en el aeropuerto de Bogotá hay que hacer la misma fila que todos los demás pasajeros ya que no hay un counter exclusivo para los que hacen web check-in por la página web.

El ambiente en el aeropuerto era agradable, por suerte no había fila en el mostrador de aerolíneas argentinas, el número 1 y número 2:

Al lado nuestro estaban los counters para el vuelo de Lima operado por Lan Peru:
Y las pantallas de salidas (perdonen la calidad):
El Check-in se hizo rápido pues no había fila cuando llegue y también por que ya tenía mi silla previamente elegida desde el día anterior cuando lo hice por la web. En el segundo piso del aeropuerto el ambiente era otro, muchísima gente en las ventanas que miran a la plataforma y muchos de ellos mirando el A340 de Iberia que estaba estacionado en la puerta C7 con varias horas de demora:

En el muelle nacional estaba estacionado el B737-800 de Varig para su vuelo a Sao Paulo de la noche:

Después de tomarme un buen café en Juan Valdez, llegó la hora de la despedida y de entrar a imigración. Primero pasar por los escaneres que no lo hace la Policia Nacional sino una empresa privada de seguridad. Luego por las cabinas para la colocación del sello en el pasaporte, este paso fue rápido por que hay como más de 10 cabinas con agentes del DAS que ponen los sellos y esto se hace bastante rápido. Luego pasar por el duty free de El Dorado (tomada con mi celular):

El hall del muelle internacional buscando la sala 6 donde tenía que esperar:
Ya en la entrada de la sala de espera, habían dos señores (con uniformes de Avianca) que revisaban el equipaje de mano y hacían preguntas como por ejemplo si había recibido algún paquete de alguien a última hora o si llevo algún elemento cortopunzante en el equipaje.

Sentado en las cómodas sillas:

En la zona remota un DC-10 pero no se de que empresa de carga:
Al lado izquierdo, en la sala C4, el “Colombia es Pasión” de Avianca recién llegado:

Y mi avión, el Boeing 737-500, LV-BNM de Aerolíneas Argentinas, esperando en la manga de la puerta C6:

Luego de un buen rato de espera, nos llaman a abordar de atrás para adelante como normalmente se hace y fuí uno de los primeros en entrar:

En la puerta nos estaban esperando el auxiliar de vuelo jefe, que era un señor por ahí de 40 años o más y a su lado un TCP bastante joven, no más de 24 años el cuál repartía el formulario de entrada a territorio Argentino.

Mi silla, la 16A, bastante cómoda y de cuero gris con el paño en el espaldar con publicidad local, es ahí donde uno se da cuenta que este tipo de aviones los usan en vuelos dentro de Argentina.

El espacio amplio entre mis rodillas y la silla de adelante, hasta que llegó el pasajero que se sentaba en esa silla y lo redució…
La vista desde mi ventana, la publicidad y la puerta de abordaje C8:
Un rato más tarde llegaría este A319 de Mexicana desde el DF:
Muy cumplidamente, algo que ha mejorado bastante AR en estos últimos meses, empezamos el push back de la puerta, mientras tanto los auxiliares de vuelo que estaban compuestos por dos hombre y dos mujeres, explicaban los procedimientos de emergencia y las medidas de seguridad para el despegue.

El despegue estuvo algo peculiar, al menos para mi que estoy acostumbrado a ver que los vuelos que salen de El Dorado, que van al sur salen por la pista 13R y los que van al norte por la 13L, es lo más común y es lo que la lógica me diría, hasta esa noche por que hicimos el carreteo hasta la pista 13L donde hicimos nuestro despegue y luego viramos al sur.


Es la primera vez que viajo en un avión que haga tanto ruido, no sé si será por la ubicación donde estaba o que, pero aparte del fokker 50, este hacía bastante ruido en todas las etapas y a veces pasaba a ser algo incómodo.

En este tramo del viaje tuve todas las tres sillas a mi disposición, se podía ver que de la fila 16A que estaba yo, hasta la 20 que es la última estaban desocupadas, entonces mucha gente hizo como yo, me acosté a lo largo para descansar un poco y así se me pasaron rápido las tres horas que dura este vuelo de Bogotá a Lima.

Como era de esperarse, estos aviones no traen ningún tipo de entretenimiento, el único que tiene es una revista donde promocionan todos los destinos turísticos de Argentina:

Gracias a Dios existen los MP4 y MP3 para escuchar música y ver algunos capítulos de Los Simpsons o sino creo que me habría enloquecido sin algo de entretenimiento.

En la mitad del vuelo empezaron a repartir la comida. Como en todas las aerolíneas solamente habían dos opciones, pollo o pasta, por alguna cuestión, cuando llegaron a mi silla ya no tenían pollo así que no me quedó otra que comer pasta y no es mi comida favorita:

Una visita al baño:
El vuelo pasó con normalidad, las tres horas, gracias a mi MP4, se me pasaron bastante rápido y más cuando tenía a mi disposición las tres sillas de la ilera 16 todas para mi. Afuera la noche estaba tranquila y durante todo el viaje nos acompañó una luna llena gigante que iluminaba las lunes y el ala del avión, lastimosamente la cámara no captaba esos rayos de luz:

Comenzamos el descenso a Lima donde nos esperaba una corta escala de no más de 40 minutos. La aproximación estuvo algo movida llegando al aeropuerto, finalmente tocamos suelo peruano a las 11:50 de la noche.


Ya en el aeropuerto de Lima, el auxiliar de vuelo jefe hizo los anuncios respectivos cuando se llega a un aeropuerto y también invitó a las personas que se sólo iban a Lima a que descendieran, nadie bajó. El carreteo se hizo cruzando todo el aeropuerto y pasando por los hangares de LAN Peru que por cierto tiene bastante precensica en este aeropuerto, también muchas aerolíneas americanas como American Airlines, Delta, Spirit y también Air Canada, un poco más tarde llegó un B737-800 con winglets de Aeromexico muy bonito por cierto.

Lo curioso de este carreteo es que delante de nuestro avión estaba el vehículo “Follow Me” que está en todos los aeropuertos, es como si los pilotos de Aerolíneas Argentinas no supieran a donde quedaba la puerta, tuvimos que seguir el auto hasta la puerta asignada para nosotros, algo que se me hace raro pues AR es una aerolínea con varios vuelos a Lima y se supone que sus pilotos conocen este aeropuerto.

Algunas fotos en el aeropuerto de la capital peruana:

Boeing 767 de LAN:
Boeing 747 de World Cargo:
Desde mi ventana, se alcanzaba a ver mejor el B767 de LAN:
Después de 40 minutos de espera en el aeropuerto de Lima, comenzamos nuestro push back, se había subido una nueva tripulación y dos pilotos distintos a los que nos llevaron a Perú En esta oportunidad eran tres hombres y una mujer solamente pero que hacía los anuncios en el avión, personalmente me gusta más que escuchar la voz de un hombre…


En este tramo del vuelo la ocupación iba al 100% y ya no tuve oportunidad de acostarme a lo largo de las 3 sillas que tenía antes, cosa que me pareció ahora si incómodo por que las dos personas que se fueron al lado mio, se fueron durmiendo durante las 4 horas y media que dura el vuelo sin poder dejarme salir aunque sea al baño.

Video del despegue no hay, pero se hizo en el sentido contrario al que aterrizamos, hicimos un giro hacía el mar y volvimos hacía el continente para pasar por encima de Lima, la verdad una ciudad muy grande…
Después de una hora de vuelo, empezaron a repartir la comida, yo me imaginaba de nuevo un plato de pasta o de pollo como dieron en el tramo BOG-LIM, pero no fue así, solamente nos dieron un sandwish con un postre de chocolate:
Me parece algo poco para las personas que subieron el LIM hacía EZE pero bueno…

El vuelo pasó muy tranquilo, ya faltando más de una hora para llegar, empieza a verse en el horizonte el amanecer, algo que me parece simplemente espectacular:
No sé mucho de rutas aéreas pero por lo que ví, hicimos un vuelo paralelo a la costa del océano pacifico y en una ciudad, me imagino chilena, viramos hacia el este cruzando por encima de la cordillera de Los Andes, con sus picos nevados y hermosas montañas, que por la poca luz, la cámara no los alcanzaba a percibir.

Seguía amaneciendo:
Seguía amaneciendo y ya sobre territorio argentino, hicimos un vuelo razante sobre las nubes, lo cual generaba turbulencia:


Ya completamente de día, comenzamos nuestro descenso a la ciudad de Buenos Aires:
Ya cuando faltaba poco para aterrizar, hicimos un giro de 360 grados, me imagino que por tráfico o por que estabamos muy altos, no entiendo mucho sobre eso. Salimos del giro y nos enfilamos a la pista 11 del aeropuerto de Ezeiza:


Un aterrizaje muy tranquilo y suave, detrás de nosotros entraba un B777 de American Airlines:
Y en esta zona remota, estaba estacionado un MD-11 de Saudi Arabian, algún vuelo charter.
Por fin, después de 4 horas y media, pude mover mis piernas entumecidas. El descenso se hizo por las dos puertas, tanto la principal de adelante del avión, como la trasera por la que yo descendí. No estabamos conectados a una puerta, habían escaleras por las que uno bajaba y entraba a un colectivo o bús en el que nos llevaban al terminal principal para el proceso inmigración.

En el colectivo una foto de un B747 de Aerolíneas Argentinas haciendo el push back:
Subimos por unas escaleras hacía un segundo piso donde había una fila larguísima, se juntaron los vuelos de Lima (el mio) y el de un A330 de Air Comet que llegaba de Madrid justo antes que nosotros llegaramos:
No es por desmeritar a los aeropuertos argentinos, pero la verdad el Terminal B del aeropuerto de Ezeiza lo vi en mal estado, muy decaido, sin mantenimiento y lo principal de todo con el calor que hacía y no tenía aire acondicionado. Además la zona de reclamo de equipaje un desorden total, no sabía donde ir a reclamar mi maleta por que no hay señalización, un feo detalle para un aeropuerto tan importante como el de Buenos Aires.

Y saliendo del aeropuerto, desde la autopista se alcanzan a ver los hangares de mantenimiento de AR donde se ven bastantes aviones abandonados…
En conclusión, el servicio de Aerolíneas Argentinas me pareció bueno, han mejorado bastante en la puntualidad y ojalá pudieran tener más aviones para que esta ruta desde Bogotá se pueda cubrir de forma directa y sin escalas. Los auxiliares de vuelo muy amables, siempre atentos a los llamados de los pasajeros, el avión en buen estado aunque el ruido a veces es un poco ensordecedor.

Así termina la primera parte de mi reporte de vuelo a la ciudad de Buenos Aires por Aerolíneas Argentinas, en el siguiente link pueden leer mi viaje de regreso a Bogotá.

sábado, 22 de noviembre de 2008

Spotting en Bogotá (Segunda Parte)

Nuevamente algo de spotting en el aeropuerto El Dorado de Bogotá. En esta oportunidad un lugar diferente, donde se ve una perspectiva distinta de los aterrizajes y despegues por la pista 13R del aeropuerto capitalino.

A diferencia del otro sitio para hacer spotting (ver primera parte en
ESTA ENTRADA) donde se ven las aproximaciones de frente y los aterrizajes desde la parte de atrás de la pista, este lugar nos ofrece una vista lateral, donde se ven los aviones haciendo su carreteo previo hasta llegar a la cabecera de la pista y luego su respectivo despegue hacía el oriente. O como a veces suele pasar que la aproximación se hace por el norte de la ciudad, haciendo el aterrizaje de oriente a occidente, lo que nos permite en el caso de los despegues, ver el momento justo en que el avión hace la rotación.


Es un lugar un poco complicado para llegar, ya que en época de invieno y de lluvias fuertes (como esta sucediendo por estos días en Bogotá) el acceso se hace casi imposible si se va en un auto particular, es preferible ir en verano o en tiempo seco y en colectivo o en taxi.
Es simplemente espectacular este lugar y gracias a los amigos también spotters, dejo una selección de las mejores fotos, tomadas recientemente en este lugar paralelo a la pista 13R del aeropuerto El Dorado de Bogotá.



CREDITOS
Fotos: Luis Eduardo Orozco