jueves, 14 de mayo de 2015

Crónica de vuelo: Sint Maarten - Ciudad de Panamá / Boeing 737-800 / Copa Airlines

Luego de haber publicado la mayoría de fotos y videos que realizamos en nuestra visita a la isla de Sint Maarten (material que pueden encontrar en el menú principal del blog por si lo quieren revivir), ya es momento de hacer la crónica de vuelo de nuestro viaje de regreso a la ciudad de Bogotá por medio de Copa Airlines. El vuelo de ida, por si se lo perdieron o quieren volver a leerlo, lo encontrarán en el siguiente link: Crónica de vuelo: Bogotá - Sint Maarten (Vía Panamá) - Copa Airlines

Después de haber pasado unos cuantos días en esta hermosa isla paradisíaca en medio del mar caribe, tristemente llegó el momento de regresar a nuestro hogar para compartir esta experiencia inolvidable. Al igual que el de ida, el vuelo de regreso fue por Copa Airlines, pasando por la ciudad de Panamá y su hub de las Américas, para conectar con el siguiente vuelo a la ciudad de Bogotá. Aquí les presentaremos la primera parte del vuelo hacia la capital panameña, y en unos cuantos días publicaremos la segunda parte con la crónica del vuelo hacia la capital colombiana.
Vuelo: Sint Maarten - Ciudad de Panamá
13 de enero de 2015
Copa Airlines
Boeing 737-800
Matrícula: HP-1830CMP
Sillas: 22 E y F
Hora salida: 12:30
Hora real: 12:45

Unas horas más tarde de haber realizado el check-in a través del sitio Web de Copa, arribamos al aeropuerto Princess Juliana de Sint Maarten con dos horas de anticipación para entregar el equipaje de bodega.

Vista exterior del aeropuerto desde el estacionamiento.
A esa hora no se observaba demasiado movimiento en el corredor de check-in. El vuelo de Insel Air para Santo Domingo en MD-80, el de KLM para Amsterdam vía Curacao en un B747, y el nuestro estaban próximos a salir.
Fila para nuestro vuelo.
Fila para el vuelo de KLM en un B747, aún con pocas personas.
Fila para el vuelo de Insel Air en MD-80.
Vista de la zona de check-in, amplia y cómoda para ser un aeropuerto pequeño. 
 70 años de aterrizajes espectaculares. ¡Y sí que lo son!
 Vuelos que salían a esa hora del aeropuerto.
Patio de comidas, justo al lado de la zona de check-in.
¡Qué mejor forma de presentar el aeropuerto que con esta imagen!

Luego de realizar el proceso de check-in, y de recorrer el primer piso del aeropuerto para conocerlo un poco mejor, accedimos al segundo piso por la escalera mecánica luego de pasar por un primer filtro de seguridad; es decir que solo pueden acceder al segundo piso los pasajeros que van a tomar un vuelo.

Vista general de la zona de check-in desde el segundo piso. Noten abajo a la derecha la zona de seguridad.
Sala de espera número 1 con una tienda de Duty Free al frente.
Gran sorpresa: ¡Esmeraldas colombianas!
Zona de Duty Free con perfumes, maquillaje y licores.

Después de dar un breve recorrido por el Duty Free, llegamos a la sala de espera desde la cual embarcaríamos nuestro vuelo hacia la ciudad de Panamá. Desde esta se podía observar gran parte de la plataforma y de la pista de aterrizaje, así que estábamos pendientes de la llegada del B747 de KLM que estaba próximo a aterrizar. Pero finalmente no pudimos verlo pues llegaría una hora más tarde a nuestra partida. Sin embargo, pudimos observar la llegada del clásico MD-80 de Insel Air, visitante frecuente de este aeropuerto.
Aeronave privada estacionada en plataforma.
Aterrizaje y taxeo hasta el punto de embarque.
ATR-42 de Liat aterrrizando.

Durante una media hora cayó una intensa lluvia tropical con fuertes ráfagas de viento que nos hizo pensar que nuestro vuelo podría retrasarse y nosotros podríamos perder nuestra conexión a Bogotá. Pero afortunadamente, como suele pasar en el caribe, la fuerte lluvia pasó y nuestro vuelo llegó con solo unos minutos de demora.

Así llegaba nuestro avión, un Boeing 737-800 con livery de Star Alliance, de matrícula HP-1830CMP, que según la página Airfleets.es tiene un poco más de dos años de haber sido fabricado y entregado a Copa Airlines. (Ficha del avión)

Aterrizando en medio de la pista mojada.
Taxeando por la misma pista de aterrizaje y entrando a plataforma.
Estacionando en plataforma para la puerta de embarque número 4.

Después de unos minutos más de espera, comenzó el embarque para nuestro vuelo hacia la ciudad de Panamá. Como suele ocurrir, el proceso de hizo de atrás para adelante y de forma ordenada.
Sillas de primera clase.
Nuestra vista desde nuestro puesto en la fila 21.

Comenzó el push back y, finalmente, no pudimos cazar al B747 de KLM que, por cierto, estaría a unos minutos de aterrizar en la isla. ¡Mala suerte la nuestra!
Push back con posiciones remotas al fondo.

El taxeo y el despegue fueron relativamente rápidos pues este aeropuerto es relativamente pequeño y cuenta con una sola vía de taxeo hacia la cabecera 10 de la pista, la que da hacia la famosa playa Maho. Asimismo, la terminal de pasajeros se encuentra cerca a la pista, lo que hace que el carreteo no tome más de 5 minutos.

En el siguiente video podrán observar la secuencia desde el momento en el que se realiza el push back hasta el ascenso a nivel de crucero. Noten a las personas que están en la playa Maho, trepadas en la reja, que mueven sus manos como despidiéndose de nosotros, así como también el giro repentino y pronunciado que realizó la aeronave hacia la derecha a los pocos segundos del despegue, ¡es algo impresionante!


El ascenso estuvo tranquilo, sin sobresaltos, sobrevolando el mar caribe con un hermoso cielo despejado.
Pantalla de entretenimiento.
Sobrevolando las Islas Vírgenes de los Estados Unidos.

Una hora después del despegue, nos dieron la comida, un menú un tanto diferente a lo que uno está acostumbrado, comparado con otros vuelos y otras aerolíneas. Se trataba de una hamburguesa simple con queso cheddar, acompañada de un paquete de Doritos y otro de galletas.
Luego de la comida, la tripulación de a bordo nos pidió el favor de bajar todas las persianas de las ventanillas del avión para crear un ambiente relajado para descansar.

El vuelo transcurrió con normalidad, con turbulencias moderadas que no afectaban las tranquilidad de este.



Entrando al continente, sobrevolando la ciudad de Barranquilla, en Colombia, donde se podía ver la desembocadura del Río Magdalena, en el sector de Bocas de Ceniza.



Nuestro lugar en el mapa.

Luego de dos horas y media de vuelo, comenzó nuestro descenso hacia el aeropuerto Tocumen de la ciudad de Panamá.
Sobrevolando la selva panameña mientras continuaba el descenso.
El descenso continuó sobre el océano Pacífico, para luego hacer un giro de 180 grados y enfilar hacia la pista 3 del aeropuerto Tocumen. En el siguiente video se puede observar el descenso, la aproximación, el aterrizaje y el estacionamiento en la puerta 31 de este terminal aéreo.


Y así llegabamos a la casa de Copa Airlines. Por donde se la mire, se puede observar una aeronave de esta aerolínea, amplio dominio del lugar.
Torre de control.
A319 de TACA dándole un toque distinto al lugar.
Copa por todos lados.
Entrando a nuestra puerta de embarque.

Y así terminaba el primer tramo de este vuelo en B737-800 de Copa Airlines. Bajamos y, al igual que en el vuelo de ida, salimos hacia las diferentes salas de espera que tiene este hub de las Américas. A nuestro parecer, no es el mejor lugar en cuanto a espacio, cuidado y limpieza, y necesita urgentemente una ampliación: las salas de espera son pequeñas, los baños son escasos, no hay aire acondicionado y esto produce un efecto de calor húmedo que hace que la espera no sea la más cómoda.
Caminando hacia la sala de espera para nuestro vuelo a Bogotá.

En los próximos días estaremos publicando la segunda parte de este vuelo hacia la ciudad de Bogotá en B737-700 de Copa Airlines, operado por AeroRepública.

Continuará...